hipotecas en Panamá

Así funcionan los préstamos hipotecarios en Panamá

La solicitud de préstamos hipotecarios ha sido alrededor del mundo una de las modalidades más comunes para poder desarrollar inversiones con respecto a la adquisición de viviendas y espacios de hogar, en Panamá esto no es una excepción; sin embargo, pocos inversores conocen a fondo el funcionamiento y los requisitos necesarios para poder consolidar las hipotecas en Panamá de manera exitosa.

Graciosamente, el proceso burocrático de esta región es considerado uno de los más simples en el continente hispanoamericano, puesto que de la mano del crecimiento comercial de la región, las políticas económicas han sido diseñadas para facilitar la inversión y eliminar las trabas innecesarias que tanto han frenado el desarrollo urbanístico en otros países.

¿Qué ofrecen las hipotecas en Panamá?

En la actualidad los sistemas hipotecarios panameños se ven potenciados por el alto número de proyectos inmobiliarios. Los intereses comprendidos bajo la Ley de Interés Preferencial, varían desde 2% para casas o apartamentos con un precio de venta hasta el 100% del mismo, con plazos de 30 hasta 35 años para cancelaciones.

En tamaño del préstamo usualmente es calculado en función al ingreso del grupo familiar y la profesión particular de los solicitantes, y en donde el endeudamiento permitido  no debe sobrepasar el 35% del ingreso neto solo para los gastos de vivienda. En casos particulares, se puede llegar a designar hasta un 35% y 20% para gastos de consumo personal; esto quiere decir que el máximo de endeudamiento del ingreso familiar mensual es del 50%.

Otro punto que se debe tener claro es que el tipo, precio, y ubicación de la propiedad a comprar condiciona directamente la naturaleza de la hipoteca. La mayoría de los bancos panameños realizan préstamos hipotecarios en función a cálculos preestablecidos que determinan la potencialidad económica del solicitante, en función a el valor neto de la propiedad.

Por motivo de la seriedad que representa el asumir un préstamo hipotecario en el territorio, el solicitante suele ser sometido a una investigación por parte del ente hipotecario. Usualmente, este deberá contar con estabilidad laboral, buenas referencias de crédito, capacidad de descuento, carta de trabajo y talonario de pago y obviamente, un avalúo de la propiedad en la que se desea realizar la transacción.

No debemos olvidar que asumir hipotecas en Panamá es una responsabilidad extremadamente importante para el cuadro familiar; sin embargo, la estabilidad de la economía panameña garantiza que las medidas de funcionamiento de estos préstamos, más que una carga, sean herramientas para cumplir nuestros sueños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *