Diseño y decoración de interiores

Trucos de diseño y decoración de interiores para hacerlo como un experto

Nuestro hogar es un reflejo de nosotros mismo, sin embargo, hay personas que sin ser decoradores de interior lograr transmitir lo que quieren con la decoración, pero hay otras que no saben por dónde empezar, si formas parte del segundo grupo te presentamos una serie de trucos de diseño y decoración de interiores para que recrees espacios fabulosos.

Define la distribución y el estilo

El primer paso para atinar en el diseño y decoración de interiores es hacer un mapa de cómo queremos la disposición de los elementos y a cuál estilo queremos apegarnos. Ubica la luz y la profundidad de tu espacio y así podrás disponer de los elementos principales como sofás, comedor, mesas o sillas.

Consulta los estilos de la temporada y ubica tus elementos dentro de él.

Ilumina

La iluminación es fundamental en el diseño y decoración de interiores. En tu espacio deben confluir tres tipos de iluminación la natural, la artificial fría y blanca y la artificial amarilla y cálida.

Apostar por el blanco en el color de las paredes o en algunos muebles también favorece la iluminación del espacio, además el blanco genera sensación de amplitud, limpieza y orden, y sin duda combina con todo.

 

Sigue las reglas

Hay algunas reglas porcentuales que te ayudarán en tu diseño y decoración de interiores.

La regla de los tres tercios inspirada en la propia naturaleza, te orienta sobre la distribución cromática: en la parte inferior (el suelo), colores oscuros; en la parte media (árboles, edificios), tonos medios; y en la parte superior (el cielo) colores claros.

A la hora de elegir la cantidad de color que vamos a usar en una estancia  funciona la proporción 60-30-10 . Utiliza un color neutro generalizado, ya sea un blanco o un beige, que domine 60%; después combínalo con otros colores según el estilo, en las proporciones 30% y 10%.

Otro de los secretos que funcionan en diseño y decoración de interiores, es que cuando debas elegir entre colocar dos objetos o tres, siempre quedarán mejor 3 o 5 (números impares). Si, además, juegas con las alturas y volúmenes conseguirás diseño propio de un profesional.

Ten en cuenta que en diseño y decoración de interiores siempre funciona la tendencia de menos es más, el uso de madera y piedra que nunca pasa de moda, al igual que los tejidos como alfombras, cojines y mantas de sofá.

mudanza

Mudanza rápida y fácil: 10 consejos para lograrla

Tener una mudanza organizada es el deseo de todos los que se aventuran a un nuevo hogar. Sigue estos sencillos pasos de organización y haz más fácil el proceso, disminuyendo los inevitables momentos de crisis.

1. Recicla, bota, dona antes de la mudanza.

Selecciona y depurar los artículos antes de la mudanza, así evitarás llevar a la nueva casa cosas que ya no uses o no quieras tener.

2. Arma una carpeta con todo lo relacionado a los papeles de la mudanza y la nueva casa.

Esto te permitirá tener todo a la mano, y consultar rápidamente cualquier dato que necesites durante el proceso.

3. Crea un kit con todas las herramientas que necesitas para la mudanza.

Tales como tirraje, tijeras, engrapadoras, pos-it, etiquetas y demás artículos que te sean de utilidad para el proceso de embalaje.

4. Usa etiquetas para identificar las cajas de la mudanza.

Coloca etiquetas de colores en las cajas según el área de la casa al que pertenezcan, por ejemplo, una etiqueta amarilla para las cajas que contengan artículos de la habitación principal, o etiquetas rojas para los de la cocina.

5. No descuelgues la ropa.

Si tienes ropa colgada en el armario no es necesario que la descuelgues, cúbrelas con bolsas de plásticos, y así cuando el camión de mudanza llegue a tu nueva casa solo tendrás que sacar y colgar.  

6. Usa cajas pequeñas para los libros.

Es un gran error escoger durante la mudanza las cajas más grandes para los libros, ya que no las podrás cargar. Emplea cajas pequeñas y abre un triángulo en los costados para que puedas sostenerlas con facilidad.

7. Guarda los artículos blando en bolsas de basura.

Es una buena idea guardar edredones, almohadas, cojines en bolsas de basura para la mudanza, ahorras espacio y los proteges mejor.

8. Pinta tu nueva casa antes de la mudanza.

Es mucho más fácil pintar o remodelar una casa vacía que una casa llena de cosas.

9. No vacíes los cajones que tengas organizados.

Si tienes algunos cajones organizados y con lo necesario puedes trasladarlos completos durante la mudanza.

10. Arma una caja con lo imprescindible para los primeros días.

Es importante tener a la mano vasos y platos de plásticos. Al igual que todos tus artículos personales y alguna muda de ropa.

Crédito hipotecario

¿Cómo analizar tu capacidad de crédito hipotecario?

Si has decidido comprar una casa, solicitar un crédito hipotecario es el siguiente paso. Para obtener un préstamo bancario es necesario que conozcas cuánto es realmente lo que puedes pagar, es decir, cuál es tu capacidad de endeudamiento. No solo porque te permitirá reconocer con cuánto dinero cuentas sino porque además es un factor que los bancos evaluarán.

La capacidad de crédito hipotecario o de endeudamiento de un particular o grupo familiar no debe ser mayor al 40% de sus ingresos menos los gastos fijos mensuales. Por ejemplo, si una persona recibe un sueldo mensual de 2.000 $ y tiene un crédito hipotecario de 100.000 $, debería destinar máximo 800 $ al pago de esa deuda por mes. Esa cifra es su capacidad de endeudamiento.

Por otro lado, evidentemente la capacidad de una pareja sin hijos para endeudarse en la hipoteca de una casa, por ejemplo, no será igual que la capacidad de endeudamiento de una pareja con uno o más hijos.

¿Cómo calcular la capacidad de crédito hipotecario?

La fórmula matemática  para calcular la capacidad de crédito hipotecario es la siguiente:

Capacidad de endeudamiento = (Ingresos mensuales – gastos fijos) x 0,40.

Es importante que tomes en cuenta que la hora de solicitar un crédito hipotecario tú podrás hacer tus propios cálculos, pero será la entidad bancaria la que decida si tu perfil económico es apto o no para el financiamiento que solitas. En general, pueden ocurrir tres escenarios: que te lo aprueben, que te lo nieguen o que te lo aprueben por una cantidad inferior a la solicitada.

Adicionalmente, los bancos pueden tomar en cuenta algunos otros aspectos para otorgar un crédito hipotecario como si te encuentras en un registro de morosos, si los documentos del inmueble se encuentran en regla o si posees buena salud.

Hacer un buen cálculo ajustado totalmente a tu realidad financiera te permitirá cumplir con tus obligaciones y trazar las estrategias para disminuir los gastos. Toma en cuenta que adquirir una deuda que no se pueda pagar, puede generar no solo afectación económica, también en las relaciones personales y hasta en la salud.  

La clave para está en hacer un buen cálculo de tu capacidad de crédito hipotecario o endeudamiento.