comprar casa

Comprar casa: los mejores consejos a seguir

Comprar una casa: ¿decisión difícil?

Comprar casa no es una decisión cualquiera. Se trata de un paso importante que puede definir y hasta comprometer muchas cosas de nuestras vidas. Algunos lo hacen como el arranque de una nueva etapa, como el matrimonio o tras una separación. Otros, por un asunto de progreso o cambio para mejor.

 

Uno de los puntos vitales es conocer los recursos de los que se disponen. Cuál es el presupuesto máximo a destinar en esta operación comercial. Lo ideal es que las cuotas mensuales por la compra no pasen del 40% de los ingresos netos mensuales estables del interesado, siempre y cuando no se haga una transacción de contado.

 

Métodos para comprar un domicilio

 

Aparte del “cash”, se puede comprar casa con otras modalidades. Una de ellas son los préstamos hipotecarios. Es un producto bancario que permite recibir una cantidad de dinero para la adquisición de un inmueble. Todos los préstamos tienen normalmente como garantía específica la propia vivienda adquirida, aunque también se responde al préstamo con otros bienes.

 

También existe la subrogación hipotecaria. Esta consiste en el cambio de titularidad de la hipoteca, en la que se coloca al nuevo deudor con los mismos derechos y obligaciones que el anterior. El comprador debe procurar que la entidad financiera acreedora acepte la subrogación con carácter previo a la compra, por lo que habrá que solicitarlo en la misma entidad que el vendedor mantenga la hipoteca de la vivienda se adquirirá.

 

Tipos de vivienda

 

Si usted ha tomado nota hasta ahora de estas recomendaciones para comprar un domicilio, también agregue que el tipo de vivienda no se puede pasar por alto. Así las habrá nuevas, a estrenar. Nunca han sido habitadas. Usted será el primer dueño. Tiene una alta probabilidad de contar con todos sus servicios a tono, pero también con precio más elevado.

 

Las de segunda mano, ya fueron habitadas por uno, dos o más dueños. Aunque quizás baje su costo frente a sus similares sin estrenar, se debe evaluar el estado de sus instalaciones. Finalmente están las de interés social o protegidas. Están destinadas a segmentos de la población con mayores dificultades para hacerse de un techo. Son estructuras mucho más modestas y elementales que las anteriores

 

Otros elementos nada despreciables en la evaluación, antes de decidir adquirir una casa, es su localización. Dependiendo tus necesidades, será necesario conocer las infraestructuras con las que cuenta el barrio: hospitales, comercios, colegios, supermercados, transporte público o zonas verdes.

 

Los expertos en el área inmobiliaria también recomiendan poner la mirada en el tipo de vendedor, su seriedad y la confianza que ofrezca. En muchos casos, como en otras situaciones de la vida, se llegan a ellos por recomendación, por la experiencia de allegados o la referencia que se tenga de reportes especializados o conocedores del área. Hay que disipar cualquier posibilidad de estafa u otros riesgos.

 

Así que si con estas líneas terminó entusiasmado para comprar casa, esperamos que cada consejo sirva de guía útil para un nuevo capítulo por abrirse en su existencia.