agente inmobiliario

¿Cómo convertirte en agente inmobiliario en Panamá?

Un agente inmobiliario, es la persona encargada de mediar la negociación de un inmueble, es decir, es quien garantiza que la operación será transparente y justa para ambas partes (compra/venta).

 

Actualmente, con el desarrollo a nivel de infraestructura que se ha presentado en los últimos años en Panamá, se ha convertido en la profesión predilecta de muchos. La razón es que en estas áreas se generan buenos ingresos, y los requisitos son sencillos.

 

Lo más importante que debes tener es el don de las ventas y las buenas relaciones que te sirvan para ampliar cada vez más tu red de clientes.

 

Antes de convertirte en agente inmobiliario

 

Para desempeñar la profesión de agente inmobiliario en Panamá, se debe obtener una licencia expedida por La Junta Técnica de Bienes Raíces. Es una organización que servirá como identificador y aval de que la persona que la porta, en efecto, cumple con los requisitos para formar parte de los profesionales del sector inmobiliario, todo esto está estipulado en el Artículo N°2 del Decreto de Ley N° 6.

 

Por otra parte, quienes deseen incursionar en el mundo de los realtors, deberán tener nacionalidad panameña, o en su defecto, si son extranjeros deben tener más  de cinco años de residencia en el país.

 

Requisitos primordiales para convertirte en agente inmobiliario

 

Para que La Junta Técnica de Bienes Raíces, otorgue tu licencia de agente inmobiliario, debes realizar un curso y aprobar un examen previamente, el cual trata de  los siguientes temas: Ley de Bienes Raíces y Reglamento de Corretaje, compra, venta y arrendamiento de bienes raíces, financiamiento de bienes inmuebles, procesamiento de contratos de arrendamientos, zonificación urbana.

 

Además de aprobar el curso de agente inmobiliario, debes obtener una fianza (seguro) de US$10.000 para cubrir demandas y multas. Aunado a ello, debes presentar pruebas que den constancia de tu ciudadanía, o residencia en el país; posteriormente, cuando finalmente tengas tu licencia debes pagar US$25 al año, por su renovación.

 

Consejos prácticos

 

Además de cumplir con los requisitos que te mencionamos anteriormente, para ser un excelente agente inmobiliario, se necesita de talento y mucha preparación. De seguro si eres disciplinado puedes ir desarrollando poco a poco con práctica, organización y contactos, que son la fuente más importante para ser recomendado en el área, es algo que se debe mantener en constante crecimiento.

 

Una lista de bodas, como es comúnmente conocida en el mundo de bienes raíces, no es más que una lista de tus amigos y allegados, la cual utilizarás como medio para darte a conocer como agente inmobiliario, es importante que no dejes a nadie de lado.

 

Nunca sabes quien será la llave hacia tu mejor negociación, recuerda que en este medio la publicidad boca a boca es clave e imprescindible.

 

Luego de realizar esta lista te recomendamos enviar un correo o mensaje presentándote formalmente como profesional del sector inmobiliario, detallando uno a uno los servicios que les puedes ofrecer y por supuesto poniéndote a la orden para cualquier operación que necesiten realizar en el área.

 

Un trato indirecto pudiera ser una solución

 

Si bien sabemos que vender o comprar una casa/ departamento no es algo que queramos dejar en manos de cualquiera, así que nada mejor que un conocido para que brindar asesoría en este sector.

 

Otra recomendación que te hacemos, es incursionar en las redes sociales y en el mundo de las Relaciones Públicas, demostrar que eres un experto en el área, hablando de lo que sabes y para lo que te preparaste, de modo que logres generar confianza en tu público objetivo, esto a través de artículos, posts, publicaciones que den fe de lo que dices.

 

Para esto debes estar en constante actualización con todas las innovaciones que existen en el sector de los bienes raíces, recomendaciones personales que puedas hacerle a las personas según tu experiencia también serán de gran ayuda para posicionarte como un gran agente inmobiliario.