agente inmobiliario

¿Cómo convertirte en agente inmobiliario en Panamá?

Un agente inmobiliario, es la persona encargada de mediar la negociación de un inmueble, es decir, es quien garantiza que la operación será transparente y justa para ambas partes (compra/venta).

 

Actualmente, con el desarrollo a nivel de infraestructura que se ha presentado en los últimos años en Panamá, se ha convertido en la profesión predilecta de muchos. La razón es que en estas áreas se generan buenos ingresos, y los requisitos son sencillos.

 

Lo más importante que debes tener es el don de las ventas y las buenas relaciones que te sirvan para ampliar cada vez más tu red de clientes.

 

Antes de convertirte en agente inmobiliario

 

Para desempeñar la profesión de agente inmobiliario en Panamá, se debe obtener una licencia expedida por La Junta Técnica de Bienes Raíces. Es una organización que servirá como identificador y aval de que la persona que la porta, en efecto, cumple con los requisitos para formar parte de los profesionales del sector inmobiliario, todo esto está estipulado en el Artículo N°2 del Decreto de Ley N° 6.

 

Por otra parte, quienes deseen incursionar en el mundo de los realtors, deberán tener nacionalidad panameña, o en su defecto, si son extranjeros deben tener más  de cinco años de residencia en el país.

 

Requisitos primordiales para convertirte en agente inmobiliario

 

Para que La Junta Técnica de Bienes Raíces, otorgue tu licencia de agente inmobiliario, debes realizar un curso y aprobar un examen previamente, el cual trata de  los siguientes temas: Ley de Bienes Raíces y Reglamento de Corretaje, compra, venta y arrendamiento de bienes raíces, financiamiento de bienes inmuebles, procesamiento de contratos de arrendamientos, zonificación urbana.

 

Además de aprobar el curso de agente inmobiliario, debes obtener una fianza (seguro) de US$10.000 para cubrir demandas y multas. Aunado a ello, debes presentar pruebas que den constancia de tu ciudadanía, o residencia en el país; posteriormente, cuando finalmente tengas tu licencia debes pagar US$25 al año, por su renovación.

 

Consejos prácticos

 

Además de cumplir con los requisitos que te mencionamos anteriormente, para ser un excelente agente inmobiliario, se necesita de talento y mucha preparación. De seguro si eres disciplinado puedes ir desarrollando poco a poco con práctica, organización y contactos, que son la fuente más importante para ser recomendado en el área, es algo que se debe mantener en constante crecimiento.

 

Una lista de bodas, como es comúnmente conocida en el mundo de bienes raíces, no es más que una lista de tus amigos y allegados, la cual utilizarás como medio para darte a conocer como agente inmobiliario, es importante que no dejes a nadie de lado.

 

Nunca sabes quien será la llave hacia tu mejor negociación, recuerda que en este medio la publicidad boca a boca es clave e imprescindible.

 

Luego de realizar esta lista te recomendamos enviar un correo o mensaje presentándote formalmente como profesional del sector inmobiliario, detallando uno a uno los servicios que les puedes ofrecer y por supuesto poniéndote a la orden para cualquier operación que necesiten realizar en el área.

 

Un trato indirecto pudiera ser una solución

 

Si bien sabemos que vender o comprar una casa/ departamento no es algo que queramos dejar en manos de cualquiera, así que nada mejor que un conocido para que brindar asesoría en este sector.

 

Otra recomendación que te hacemos, es incursionar en las redes sociales y en el mundo de las Relaciones Públicas, demostrar que eres un experto en el área, hablando de lo que sabes y para lo que te preparaste, de modo que logres generar confianza en tu público objetivo, esto a través de artículos, posts, publicaciones que den fe de lo que dices.

 

Para esto debes estar en constante actualización con todas las innovaciones que existen en el sector de los bienes raíces, recomendaciones personales que puedas hacerle a las personas según tu experiencia también serán de gran ayuda para posicionarte como un gran agente inmobiliario.

crédito hipotecario

Consejos para solicitar un crédito hipotecario en Panamá

Tener tu propio hogar te da estabilidad,  seguridad para tu familia, es, además, una excelente inversión para el futuro  y con un crédito hipotecario puedes dar el primer paso para cumplir esta meta.

 

¿Cómo consigo un crédito hipotecario?

 

Algunos bancos panameños cuentan con la modalidad de pre-calificación y puedes iniciar el proceso incluso por la página web, descargando la planilla y la lista de requerimientos para cumplir con este primer paso.

 

Sin embargo, antes de comenzar este proceso debes informarte sobre los tipos de crédito hipotecario y  los plazos de pago que maneja cada institución bancaria, para saber cuál es el que más te conviene de acuerdo con tu capacidad de pago.

 

Además,  hay que considerar si tienes o no un monto inicial para la compra de tu primera vivienda. Hay bancos que pueden financiar el monto total  de la transacción o un porcentaje determinado.

 

Todas las entidades  pedirán documentos que avalen tus ingresos familiares cuando solicites un crédito hipotecario.  La recomendación entonces es tener al día y en orden constancias de ingresos, certificados, cartas de trabajo y declaraciones juradas, si se labora por cuenta propia.

 

Otro aspecto a evaluar por parte de quien adquirirá la deuda, es conocer las tasas de interés que se aplicarán para la transacción; si son fijas o varían mensualmente, de acuerdo con un indicador determinado por el propio banco o el gobierno nacional.

También se debe tener en cuenta los gastos administrativos y de las escrituras legales que son inherentes a la tramitación.

 

¿Cuáles son las condiciones para conseguir una hipoteca?

 

-La edad de quién asumirá la deuda. La mayoría de los bancos manejan un rango entre los 18 y 69 años

 

-Si la propiedad será la vivienda del grupo familiar.

 

-Hay bancos que otorgan el crédito hipotecario cuando las personas ya habitan la casa o apartamento objeto de la transacción.

 

comprar casa

Comprar casa: los mejores consejos a seguir

Comprar una casa: ¿decisión difícil?

Comprar casa no es una decisión cualquiera. Se trata de un paso importante que puede definir y hasta comprometer muchas cosas de nuestras vidas. Algunos lo hacen como el arranque de una nueva etapa, como el matrimonio o tras una separación. Otros, por un asunto de progreso o cambio para mejor.

 

Uno de los puntos vitales es conocer los recursos de los que se disponen. Cuál es el presupuesto máximo a destinar en esta operación comercial. Lo ideal es que las cuotas mensuales por la compra no pasen del 40% de los ingresos netos mensuales estables del interesado, siempre y cuando no se haga una transacción de contado.

 

Métodos para comprar un domicilio

 

Aparte del “cash”, se puede comprar casa con otras modalidades. Una de ellas son los préstamos hipotecarios. Es un producto bancario que permite recibir una cantidad de dinero para la adquisición de un inmueble. Todos los préstamos tienen normalmente como garantía específica la propia vivienda adquirida, aunque también se responde al préstamo con otros bienes.

 

También existe la subrogación hipotecaria. Esta consiste en el cambio de titularidad de la hipoteca, en la que se coloca al nuevo deudor con los mismos derechos y obligaciones que el anterior. El comprador debe procurar que la entidad financiera acreedora acepte la subrogación con carácter previo a la compra, por lo que habrá que solicitarlo en la misma entidad que el vendedor mantenga la hipoteca de la vivienda se adquirirá.

 

Tipos de vivienda

 

Si usted ha tomado nota hasta ahora de estas recomendaciones para comprar un domicilio, también agregue que el tipo de vivienda no se puede pasar por alto. Así las habrá nuevas, a estrenar. Nunca han sido habitadas. Usted será el primer dueño. Tiene una alta probabilidad de contar con todos sus servicios a tono, pero también con precio más elevado.

 

Las de segunda mano, ya fueron habitadas por uno, dos o más dueños. Aunque quizás baje su costo frente a sus similares sin estrenar, se debe evaluar el estado de sus instalaciones. Finalmente están las de interés social o protegidas. Están destinadas a segmentos de la población con mayores dificultades para hacerse de un techo. Son estructuras mucho más modestas y elementales que las anteriores

 

Otros elementos nada despreciables en la evaluación, antes de decidir adquirir una casa, es su localización. Dependiendo tus necesidades, será necesario conocer las infraestructuras con las que cuenta el barrio: hospitales, comercios, colegios, supermercados, transporte público o zonas verdes.

 

Los expertos en el área inmobiliaria también recomiendan poner la mirada en el tipo de vendedor, su seriedad y la confianza que ofrezca. En muchos casos, como en otras situaciones de la vida, se llegan a ellos por recomendación, por la experiencia de allegados o la referencia que se tenga de reportes especializados o conocedores del área. Hay que disipar cualquier posibilidad de estafa u otros riesgos.

 

Así que si con estas líneas terminó entusiasmado para comprar casa, esperamos que cada consejo sirva de guía útil para un nuevo capítulo por abrirse en su existencia.