Entradas

transporte de muebles

El transporte de muebles pesados durante la mudanza

A la hora de mudarte, el transporte de muebles puede llegar a ser un problema, si no cuentas con la información necesaria para realizarlo de forma adecuada, pues se pueden abollar, rayar o incluso romper. Un riesgo que también corren los pisos del hogar que estás dejando o el que vayas a ocupar ahora, cosa que puede repercutir seriamente en tu bolsillo. Se supone que esto suceda con cosas que debemos reemplazar, algo que de seguro no está en los planes de tu presupuesto.

 

Por ello, te damos unos sencillos consejos que te ayudarán a realizar el transporte de muebles de una forma sencilla y con poco riesgo

 

Protección durante el transporte de muebles

 

Para evitar que los muebles pierdan estabilidad al momento de moverlos, es importante que retires todo lo que haya dentro de ellos, y si tienen grandes dimensiones puedes desarmarlos para que puedan pasar fácilmente por las puertas y marcos.

 

Por otra parte, te recomendamos protegerlos al máximo cubriéndolos con papel de plástico de burbujas, algún cobertor o cualquier tipo de manta que pueda servir como amortiguador de golpes.

 

Cuida el suelo al momento de mover tus muebles

 

Al realizar el transporte de muebles, es muy común que se corra el riesgo de rayar el piso, por lo cual aunque ya hayas cubierto tus estantes te recomendamos colocar alfombras o sábanas (viejas) debajo de los estantes para facilitar el movimiento, y evitar que se raye la losa,  esto también será una muy buena idea para lograr un desplazamiento mucho más cómodo.

 

Si el mueble que moverás tiene patas demasiado grandes, recurre a la técnica del calcetín, al colocarlos en modo de funda podrás deslizarlos con un esfuerzo mucho menor, que cuando lo haces de forma normal.

 

Lo que debes tomar en cuenta en el transporte de muebles

 

Una vez que finalizas el proceso de embalaje de tus muebles y luego que tomes todas las previsiones necesarias para moverlos, normalmente debes recurrir a una compañía de transporte de muebles. Puedes hacerlo tú mismo si cuentas con los medios necesarios.

 

Si optas por la primera opción, debes tomar en cuenta que el precio del transporte será estipulado mediante varios factores. Como el número de objetos, peso, dimensiones longitud del trayecto, y servicios adicionales como la carga y descarga de artículos, que en algunas ocasiones no están incluidas dentro del costo.

mudanzas

Recomendaciones para mudanzas exitosas

Una posible definición de las mudanzas pudiera ser: trasladarse a nuevo hogar debe ser una experiencia emocionante, feliz y satisfactoria porque comienza otra etapa de la vida en un mejor lugar. Sin embargo siempre hay que cuidar los detalles: estos traslados, por ejemplo, no están exentos angustias y preocupaciones, por diversas razones, entre ellas, que no se dañen tus muebles u objetos personales, que queden bien embalados o que la compañía de la mudanza tenga compromiso y seriedad con el trabajo.

 

Cuando se trate de mudanzas recuerda:

 

  • Realizar un proceso de selección meticuloso. Vas a iniciar un nuevo capitulo de tu vida en otro lugar, por eso debes ser selectivo con lo que te llevarás de un sitio a otro. ¿Qué cosas realmente quieres conservar y te hacen feliz ? ¿Qué podrías desechar o sustituir con algo nuevo? Son algunas de las preguntas que te ayudarán a escoger muebles, ropa, cuadros, adornos, libros o recuerdos que valga la pena quedarse.

 

  • Empacar adecuadamente y planificar. Los traslados exitosos se llevan a cabo con planificación y orden. Embalar y guardar los objetos por categoría te ayudará  a sentirte más relajado en tu nuevo hogar. Puedes, por ejemplo, usar etiquetas de colores para diferenciar cajas de las cosas de la cocina, de las recámaras, los baños, la sala y  de otros espacios. Integrar a la familia en este proceso es clave, así todos sabrán dónde está cada uno de los objetos.

 

  • Si te gusta la tecnología hay aplicaciones que pueden ayudarte con el paso anterior. Apps como Moving House, Moving Van, Sortly que te permiten tomar fotos de cada embalaje y catalogarlo, así como llevar una línea del tiempo de todo el proceso

 

  • Cumple las normas de tu nuevo hogar para las mudanzas. Si te vas a mudar a un edificio, probablemente haya algunas reglas sobre el horario y días para las mudanzas. También puede haber normas sobre el uso de los ascensores y límite de peso que pueden cargar en cada viaje. No empieces con mal pie la relación con tus nuevos vecinos y asegúrate de conocer todos estos detalles. También es importante notificar a los encargados de la vigilancia las horas y los días que harás la mudanza.

 

  • Contratar una empresa responsable. Todo lo que has seleccionado y escogido de tu vieja casa es valioso para ti, por eso no le restes importancia a contratar una compañía de mudanzas con experiencia, que tenga buenas referencias e, incluso,  te ofrezcan una póliza para asegurar tus bienes.

 

  • Trasladar personalmente los objetos de valor. La recomendación al mudarse es que el dinero en efectivo, joyas, pequeñas piezas de arte y otros objetos valiosos no sean metidos en cajas y en el mismo lote de la ropa, electrodomésticos u otras cosas que son reemplazables. Si tienes la posibilidad de llevarlo tú mismo al nuevo hogar, es mejor que hacerlo con la compañía de mudanzas.